Ideas varias moral

Schopenhauer decía que el mal mora dentro de nosotros y que los humanos éramos mecanismos emocionales que no dejamos de dar prioridad a la realización de sus deseos.
El mismo Darwin teorizó y evidenció la constante lucha universal por la existencia. Mientras observamos el cantar de un pájaro no nos damos cuenta de que está constantemente destruyendo vida.
La Naturaleza está más allá de bien y del mal (Nietzsche) y no entiende de moralidad.
Helvetius ya antes preconizó que la moral no existe. El mal en si mismo o el bien en si mismo no existe. La moral es una creación histórica. No es un asunto ni de Dios ni de la iglesia. Los hombres son los que deben crearla llegando a acuerdos. Debe responder a la consecución de la felicidad y el placer para una gran mayoría (utilitarismo). La posición del hombre debe ser la de la piedad.
Condenamos el mal por una necesidad social
De nuevo Schopenhauer nos dice que la tendencia voraz y egoísta debemos armonizarla con el impulso hacia los demás.
El utilitarismo es una teoría ética que asume las siguientes tres propuestas: lo que resulta intrínsecamente valioso para los individuos, el mejor estado de las cosas es aquel en el que la suma de lo que resulta valioso es lo más alta posible, y lo que debemos hacer es aquello que consigue el mejor estado de cosas conforme a esto. De este modo, la moralidad de cualquier acción o ley viene definida por su utilidad para los seres sintientes en conjunto